Guía básica para la compra de nuestro primer reptil
(por Román)

¿Qué es un reptil?

Cuando hablamos de reptiles lo primero que a la mayoría de gente le viene a la cabeza es la imagen de un lagarto o algo muy parecido a una Iguana Verde.
Es importante saber que esta creencia es completamente errónea, reptil se le llama a todo aquel animal que reúne las siguientes características:

  • Son animales de sangre fría. (Adaptan su temperatura corporal a la temperatura exterior del hábitat donde se encuentran).
  • Tienen el cuerpo recubierto de escamas.
  • Nacen de huevos. (Aunque ciertas especies pareen las crías vivas, éstas han sido incubadas en huevos en el interior de la madre. A este tipo de reproducción se le llama ovovivípara.)
  • Respiran a través de pulmones, (no pueden respirar debajo del agua).

Por lo tanto se consideran reptiles: las serpientes (ofidios), los lagartos (saurios), las tortugas (quelonios), los cocodrilos (cocodrilidos), y las tuataras morfológicamente muy parecidas a los saurios pero con ciertas diferencias taxonómicas que hacen que se les considere de otra familia.

¡Quiero un reptil!

Antes de comprar ningún animal, sea o no un reptil, nos tenemos que plantear varias cuestiones:

  • Cuando adquirimos un animal nos convertimos irremediablemente en los responsables de éste, de nosotros depende su vida y su bienestar.
  • Si convivimos con otras personas es importante el mutuo acuerdo en estas decisiones, porque de este dependerá directamente el futuro de un ser vivo.
  • Cuidar un animal conlleva tiempo y dinero, hay que decidir si seremos capaces de gastar parte de éstos en nuestro reptil.
  • ¿Por qué lo quiero? Es importantísimo realizarse esta pregunta antes de que sea demasiado tarde. “La tenencia de este tipo de animales nos traerá siempre mas criticas que elogios”.

Si seguimos convencidos/as de que queremos cristalizar nuestro proyecto, empieza lo más complicado…

La elección de la especie

En los últimos 10 años se ha producido un aumento increíble en la venta y cría de reptiles en Europa para su mantenimiento en cautividad. De este fenómeno ha surgido mucha gente con ganas de hacer dinero fácil y rápido sin tener en cuenta que estaba tratando con seres vivos. Afortunadamente también ha surgido toda una infinidad de personas dispuestas a compartir su afición con los demás y sobretodo a trabajar para que nuestros animales estén cada día en mejores condiciones y encontremos una gran variedad de especies de las que ya se conocen muchos detalles de su mantenimiento en cautiverio.

A la hora de elegir la especie deberíamos seguir los siguientes pasos.

  • Lo principal es decidir que tipo de reptil queremos, (decisión que no debemos tomar exclusivamente por motivos “estéticos”). Hay que informarse de los pro y contras de todos los tipos de reptiles que podremos adquirir; Básicamente serpientes, tortugas y lagartos, excluyendo cocodrilos por la dificultad de su correcta manutención y Tuataras por ser uno de los reptiles mas amenazados del planeta y por la imposibilidad de conseguir ejemplares nacidos en cautividad.
  • Una vez tomada la decisión de que tipo de reptil queremos, hay que seleccionar la especie y no es tarea nada fácil.
    Nos vamos a encontrar con una gran variedad de especies cada una de las cuales nos va a gustar más que la anterior. Es importante que en esta fase nos dejemos asesorar por los profesionales en el sector y no nos precipitemos.
  • En la selección de la especie es básico que nos informemos de los siguientes parámetros y que valoremos si queremos y podemos ofrecérselos.
    • ¿Qué come?
    • ¿Qué tamaño adquiere de adulto?
    • ¿Qué tipo de terrario necesita?
    • ¿Suele ser agresivo?
    • ¿Qué temperaturas necesita?

Antes de decidir que reptil adquiriremos conviene que conozcamos ciertas informaciones que quizá nos hagan variar en nuestra decisión.

  • El 98 % de las especies de reptil que podremos adquirir en comercios especializados no tienen ningún tipo de veneno, no porque se lo hayan extraído, sino porque son especies no venenosas, incluyendo evidentemente las serpientes. El 2 % restante son 2 especies de lagarto: Heloderma Horridum y Heloderma Suspectum y algunas especies de serpiente que tienen una ligera toxina pero que jamás compraremos sin antes haber mantenido otras especies no venenosas.
  • No se conocen enfermedades graves que se transmitan de reptiles a humanos, si que existen ciertos parásitos que se podrían hospedar en nuestro organismo a través de las heces de nuestro animal pero la gravedad de esta parasitación es mínima y el tratamiento es rápido e indoloro. Para evitar estos desagradables contagios basta con ser pulcros y usar periódicamente los sistemas de limpieza que nos recomienden los profesionales y con la frecuencia que nos indiquen.
  • Aunque hay ciertas especies que se podrían mantener todo el año en recintos exteriores, solo lo haremos en los casos en que nos sea recomendado. Como norma general todo reptil necesitara de su TERRARIO y de toda la instalación que se nos explique. En ningún caso se podrá mantener uno de estos animales suelto por casa ya que eso nos imposibilitara darle las condiciones que necesita para una buena salud.
  • Se comete mucho el error de no confiar o simplemente hacer caso omiso a las instrucciones que nos dan los profesionales sobre como cuidar a nuestro reptil. Los reptiles no se parecen en nada a ningún animal domestico, es básico que les demos lo que necesitan para que puedan sobrevivir.
    Si nos dirigimos siempre a negocios especializados seremos atendidos por personal preparado que nos podrá dar consejos y nos venderán todo ese material que necesitaremos para la correcta manutención de nuestro animal.
  • En la mayoría de los casos en serpientes y lagartos su alimentación requiere de otros seres vivos (ratones, grillos, saltamontes…). Antes de adquirir ningún animal tendremos que estudiar donde podremos comprar estos animales y si queremos comprarlos. Para los que no puedan o no quieran alimentar a su reptil con alimento vivo siempre podrán optar a especies vegetarianas de lagarto o de tortuga.

En fin, toméis la decisión que toméis, preparaos para empezar con una afición que a mí personalmente me ha robado el corazón y gran parte de mi vida. Los reptiles con su increíble saber estar llenarán vuestra mente de sana inquietud y os dejarán perplejos con cada una de sus acciones.

Y jamás olvidéis que nuestro objetivo final es evitar la desaparición de estos animales en nuestro planeta.

Mantenimiento de los urodelos

Medidas terrario

Las medidas van a variaren función de la especie que va a ser alojada en él, en general debemos darle prioridad a las medidas de la base, no siendo necesaria una alturata elevada como en los acuarios. Ej. Para un grupo de cria de Cynops orientalis 50- 60 x 40 x 30- 40.

Distribución

La parte acuática va a variar en función de la especie, pero es siempre recomendable, incluso en las especies más acuáticas, ofrecerles una pequeña parte terrestre.

Sustrato

El sutrato acuático estará formado por grava de acuario, y el terrestre por musgo, y tierra, tanto en la parte terreestre como en la acuática vamos a colocar plantas, piedras y troncos que les van a proporcionar diversos cobijos.

El agua

No son en general muy exigentes con la calidad del agua, se puede instalar un pequeño filtro aunque no es indispensable, pero deberemos realizar en este caso aspirados del fondo y cambios de agua más frecuentes.

Temperatura e iluminación

Pueden soportar, en general, temperaturas muy bajas en invierno 5-10 ºC , sin ningún problema, pero será conveniente que en verano la temperatura no exceda de los 23-25 ºC , aunque muchas especies van a soportar temperaturas claramente más elevadas.
Debemos ofrecerles algún tipo de iluminación, que se asemeje en lo posible al fotoperiodo natural.

Alimentación

La alimentación será mucho más fácil si están acuáticos, tomarán sin problemas lombrices enteras o troceadas, invertebrados acuáticos ( Daphania, tubifex, larvas de mosquito etc), se habitúan con facilidad a la comida congelada y a la carne o el pescado troceado, ofrecido con una pinza o depositado simplemente e el fondo.
Si están terrestres difícilmente van a tomar alimento que no este vivo o que no le movamos nosotros con una pinza, podemos ofrecerles lombrices, Galleria, grillos.